Lo que no sabías de la menta gatuna

Probablemente has escuchado de ella como la menta gatuna o ‘catnip’ ya que se popularizó en el 2015 por sus propiedades para entrenar a felinos caseros y hacerlos más dóciles. En palabras de la Dra. Sylvia Arrau, docente de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad del Pacífico: “es una planta que genera un comportamiento juguetón y favorece las interacciones positivas de un gato con humanos u otros gatos. Esta hierba produce y estimula el cerebro del gato al liberar sustancias parecidas a las endorfinas, las encefalinas”. 

Su uso común es para:

– Mantener la calma cuando están en una jaula.

– Despertar su interés con juguetes nuevos.

– Motivar el uso de sus rascadores y que no dañen muebles u objetos de la casa.

Su efecto dura entre 5 y 20 minutos, tiempo en que el gato comenzará a dar vueltas por el suelo, jugará con lo que haya en su alrededor, o bien se quedará muy tranquilo y se relajará. A las dos horas, el felino podrá caer de nuevo bajo la misma sensación que genera es de relajación y bienestar.

Esta hierba no genera adicción y no se conocen efectos adversos, aunque no es recomendable su uso para gatas en estado de embarazo. Se estima que entre un 10% a 30% de los gatos son inmunes a la planta, mientras que los gatos muy pequeños (menos a seis meses) o muy viejos pueden tener una reacción muy baja a esta planta.

Algunas de las variedades fácilmente disponibles en cualquier tienda de animales son:

  • Común (Nepeta cataria): Flores blancas, esta es la variedad que los gatos más disfrutan.
  • Alcanfor (Nepeta camphorata): Flores blancas con puntos morados, tiene aroma de alcanfor.
  • Griega (Nepeta parnassica): Flores blancas y de color rosa pálido.
  • Limón (Nepeta cataria citriodora): Flores blancas, con motas púrpuras. Las hojas tienen un aroma a limón.
  • Catmint (Nepeta mussinii): Flores de color púrpura. Esta planta tiene hojas verdes/grises más bien pequeñas. 

¿Cómo suministrarla?

– Catnip es tan versátil que podemos usarla fresca, tal y como brota de la tierra y suministrarla de inmediato.

– Otra opción es su uso en spray, para hacer pulverizaciones sobre juguetes y zonas donde suelen estar nuestros peluditos. Consiste en un aerosol con extracto puro y filtrado.

– También se incorpora la planta seca en rascadores y dentro de las pelotitas, peluches y otros juguetes preferidos de los gatos. El objetivo de su inclusión es estimular al gato para que juegue y se mantenga activo. De esta forma, evitamos que tenga sobrepeso.

La hierba gatera también puede ser una gran aliada a la hora de equilibrar la mente de tu mascota. los etólogos lo llaman enriquecimiento ambiental, además se encuentra presente en muchas de las golosinas que solemos darles a nuestros gatos como premio a su buena conducta.

Antes de dejar que se aproxime a la hierba gatera y para evitar que nuestro gato se descontrole, debemos tomar una serie de medidas de seguridad:

– Consultar con el veterinario todas las dudas sobre su aplicación. El médico debe dar unas pautas razonables a seguir para que tu gato disfrute de esta planta, sin poner en peligro su integridad física ni la de las personas de su entorno.

– Proteger ventanas, balcones, terrazas y otros huecos. Bajo los efectos de la hierba, los gatos pueden exaltarse y en ocasiones precipitarse hacia el vacío o por los agujeros que encuentre a su alrededor. Por eso, nuestro trabajo consistirá en proteger previamente todos los huecos, mediante redes, telas resistentes, etc.

– En estas circunstancias, debemos proteger a nuestros bebés y niños pequeños, apartándolos del campo de acción del gato, esto evitará la sobreestimulación del animal y prevendrá los pequeños de lastimarse.

Bien administrada, puede proporcionar momentos muy felices a nuestros gatos. Infórmate y toma precauciones antes de brindarle esta alternativa a tu mascota, no pierdas de vista estas recomendaciones por la felicidad y bienestar de tu gato.

Suscríbete a nuestro boletín y recibe más consejos como estos para que disfrutes aún más la experiencia de compartir tu vida con un peludito de cuatro patas.